Traumatismos Dentales: soluciones para volver a lucir una sonrisa bonita y sana.

Los traumatismos dentales pueden sorprendernos a cualquiera en cualquier momento y, normalmente, afectan directamente a nuestra sonrisa.

Este tipo de lesiones suelen surgir a raíz de accidentes, golpes o caídas y, además de la estética, pueden tener un impacto significativo en la salud bucal. Por eso vamos a ver quiénes son las personas que más se ven afectadas, qué tipos de problemas presentan y cómo ponerles solución.

¿Quiénes suelen verse más afectados por los traumatismos dentales?

Niños y Adolescentes:

Su curiosidad, su vitalidad, y su “no parar”, hace de los más jóvenes los más propensos a sufrir accidentes con traumatismos dentales, que pueden afectar a sus dientes y encías y suponer un problema en el desarrollo de sus estructuras.

Deportistas:

Los atletas están expuestos a situaciones de riesgo durante la práctica de sus deportes, lo que los convierte en un grupo vulnerable. Los golpes y las caídas en el terreno de juego suelen causar muchas lesiones dentales.

Accidentes Cotidianos:

Los accidentes de la vida cotidiana como resbalones, tropiezos, golpes y caídas, pueden conllevar traumatismos dentales. Y aquí no hay un perfil concreto, vemos este tipo de problemas de forma habitual, por causas muy diversas y en todo tipo de personas.

¿Cuáles son los problemas más comunes que se producen?

Cuando se trata de traumatismos dentales, pueden surgir diversos problemas, como:

  • Fractura: el diente se parte en dos o más fragmentos.
  • Avulsión: el diente se desprende por completo de la boca.
  • Subluxación: el diente se desplaza, pero no sale de la boca.

¿Cuáles son las soluciones más efectivas?

La elección del tratamiento dependerá de la gravedad de la lesión:

Ante la fractura de un fragmento de la corona dental, lo ideal es adherir ese mismo fragmento al diente. Para ello es importante acudir cuanto antes a la consulta.

Si el fragmento no fuese recuperable, se reconstruirá la corona con un material restaurador estético.

Es importante ir controlando la vitalidad del diente en sucesivas visitas, ya que tras un traumatismo el diente puede necrosarse y requerir la endodoncia.

Cuando la fractura es más profunda puede estar indicada la endodoncia del diente.

En fracturas que afectan a la raíz del diente, luxaciones o avulsiones, el diente ha de ser recolocado en su posición y posteriormente ferulizarlo a los dientes adyacentes.

Igualmente habrá que ir controlando la vitalidad del diente.

En ocasiones, cuando la fractura es más profunda, se requerirá la extracción de la pieza y sustitución mediante un implante.

IMPORTANTE:

Ante una avulsión (cuando el diente se desprende totalmente por el traumatismo) hay que guardar el diente en leche, suero fisiológico o con la saliva del paciente y acudir inmediatamente a una clínica dental para que el diente pueda ser reimplantado.

En Clínica Dental Vildosola y Goyena somos muy conscientes de la importancia y la urgencia en este tipo de situaciones para recuperar la sonrisa de forma efectiva tras un traumatismo dental, y nuestras doctoras tienen amplia experiencia en el tratamiento de estas lesiones.

Para ello utilizan técnicas avanzadas y actúan de inmediato para atacar el problema lo antes posible, porque es fundamental para una correcta recuperación.

Así que, si has sufrido un traumatismo dental, no dudes en ponerte en contacto con nosotras, te daremos cita lo antes posible, estudiaremos tu caso en profundidad, te haremos un diagnóstico y prepararemos un plan de tratamiento adaptado a tus necesidades para ayudarte a recuperar la sonrisa y, especialmente, tu bienestar bucal, para que no tengas problemas en el futuro.